Seguidores

1 jul. 2020

The Underground Electrics/The Firebirds/The 31 Flavors - Discografía (1968-69)

La cuarentena sigue y de alguna manera ya me he acostumbrado a vivir encerrado, no extraño para nada a aquella asquerosa "normalidad" y es más, cada día odio más a la burguesía y a sus estúpidos aliados, ya sea a los traidores de clase, las otras clases o a los grupúsculos "progresistas" que piden con vehemencia ser incluidos dentro del proyecto capitalista, pero la cosa no termina ahí, hace días, el "exitosísimo" y "multitrillonario" de Ricardo Salinas Pliego salió a dar unas declaraciones que me hicieron encabronar, ya que el muy mierda ahuevo quiere que se "reactive la economía" en medio de la pandemia, y en su cuenta de Twitter declaró lo siguiente: "El trabajo dignifica nuestras vidas; les da significado y sentido. Por ello es importante defender a las empresas, que son las principales generadoras de empleos, riqueza y prosperidad". Este hijo de la chingada lo que quiere es que toda su mano de obra barata regrese para seguirla explotando sabroso y él se siga enriqueciendo. Y así, los estúpidos progresistas liberales, lejos de ser una buena alternativa que se muestra contestataria y que tiene buenas soluciones a los problemas, crean teorías absurdas que lo único que buscan es ofuscar las tensiones sociales con pendejadas sobre la opresión a grupúsculos identitarios y a los que insistimos con el análisis marxista de la problemática social, somos calificados de "fascistas", "conservadores", "tankies", "reduccionistas de clase", etc. E incluso, pueden llegar a justificar la explotación hacia el obrero como una mera cuestión de culpa individual, haciendo todo un acto de cinismo y deshonestidad política e intelectual. Pero en fin, este post no es para expresar mis quejas políticas, ni tampoco para darles motivo a los niños rata estúpidos y vengan a dejarme comentarios llenos de insultos que van directo a la bandeja de spam.

Hoy les traigo esta trilogía de discos hechos por un grupo de músicos de sesión cuyas identidades permanecen desconocidas desde hace más de 50 años, se dice que posiblemente pudo haber sido algún grupo de soul, pero tal rumor me parece falso, ya que la influencia del género es mínima, además de que los músicos no suenan como negros, sino que su música tiene un sabor garagero muy marcado, lo que me hace tener cierta seguridad de que se trataba de músicos blancos y jóvenes que conocían perfectamente el panorama del rock de la época, también otra cuestión en debate es su nacionalidad, pues existen algunas fuentes que afirman que se trataba de un grupo británico, pero el hecho de que la disquera Crown, que era una subsidiaria de Modern Records, la cual estaba establecida en los Ángeles, California, también habría que afirmar que la mayoría de grupos ingleses no tenían un sonido tan pesado, ácido, crudo, oscuro y sucio, además de que las influencias del garage rock fueron casi exclusivamente de América (el continente), por lo que con absoluta certeza puedo afirmar sin temor a equivocarme de que estos músicos eran de Estados Unidos y probablemente eran de los Ángeles, por lo que no sería improbable que estos músicos conocieran bien a los grupos de la escena local como Stack, The Hook, Fields, Zekes, Illinois Speed Press, Alice Cooper, Supachief, Strawberry Alarm Clock, Steppenwolf, T.I.M.E., entre otros y que incluso, alguno de los que tocaron en estos discos, fuese miembro de alguno de esos conjuntos.

Otra cosa que habría que mencionar es que Crown Records se dedicó mayormente a lanzar discos de lo que hoy conocemos como exploitation, que básicamente se trata de discos de bajo presupuesto, grabados por músicos anónimos y que generalmente tienen una producción cruda y algo rudimentaria, en estos discos lo que podemos encontrar son generalmente versiones (o refritos, como les decimos en México) de canciones populares en ese momento que varían de calidad o composiciones originales que suenan extrañas, estrambóticas, inusuales, subterráneas, crudas (todo esto no lo digo en mal plan) y hasta de mal gusto (sí, cuando escuchen estos discos, ya sabrán por qué lo digo). Estos discos, irónicamente, están hechos con intenciones abiertamente comerciales, ya que generalmente fueron intentos de disqueras de bajo presupuesto de incursionar en el mercado de algo que está de moda en ese momento, pero los resultados finales suelen ser generalmente anti-comerciales, por lo que muchos de ellos han llegado a generar un fervor casi religioso o más bien, un culto entre coleccionistas empedernidos, melómanos que gustan de cosas extrañas y hasta pseudo-arqueólogos del ciberespacio. Estos discos comenzaron a perder relevancia en los 70's, cuando las discográficas empezaron a ser menos punitivas con los músicos en cuestiones legales, y además, dejaron de ser productos que en algún momento pudieron haberse vendido más o menos bien, por lo que pronto dejaron de producirse al punto de desaparecer, ya que además de todo, se les llegó a considerar como productos kitsch o de mal gusto.

Musicalmente hablando, los Underground Electrics/Firebirds/31 Flavors compartían más con Blue Cheer que con Jimi Hendrix, Grateful Dead o cualquier grupo hippie de la época, pues citando al bajista Dickie Peterson, el describía a su grupo de esta manera: "los hippies solían besar bebés y comer flores, nosotros comíamos bebés y besábamos flores", dando a entender el motivo por el que Blue Cheer fueron considerados el grupo menos agraciado de San Francisco por algunos de los personajes más reconocidos como algunos miembros de Jefferson Airplane y Grateful Dead, pero los Firebirds iban aún más allá de ser simplemente un grupo visceral, pues su música es una gran definición de lo que significa "malviaje", lo que vemos aquí es un fiel retrato del lado oscuro de los 60's, desde los acontecimientos mundiales del 68 hasta la masacre de la Familia Manson, la guerra de Vietnam, los acontecimientos del festival de Altamont, los experimentos del Fondo Monetario Internacional en América del Sur, el Avandarazo, etc. De esta manera, los Firebirds crearon un heavy psych que además de sonar pesadísimo, crudo, directo, sucio y demoledor, también sonaba a un malviaje de LSD, de imágenes oscuras, siniestras y devastadoras de un futuro funesto que ya olía a podredumbre.

Ahora sí vamos con los discos:

The Underground Electrics - Hey Jude (1968)
De sus tres discos, este es el más blusero, pero también es el menos agraciado, pues por un lado, tenemos a un cantante de lounge o de country que se escucha viejo y cansado y que suena completamente fuera de lugar, y por el otro, tenemos una versión de pésimo gusto de Hey Jude que le da título al disco, por lo que podemos aseverar que aquí había ganas de lucrar con el público joven que estaba completamente imbuido en la psicodelia y otras ondas de la época.

La versión de Hey Jude, no hace falta describirla más, como dije, es de pésimo gusto, está tocada con las... Aunque muchos podrían terminar amándola precisamente por esto, es tan grotesca que conmueve.

En el siguiente tema tenemos una versión de Crossroads de Robert Johnson al estilo de Elmore James, incluyendo sus variaciones en la letra, y aunque la voz suena completamente fuera de lugar, la interpretación de los Firebirds es para quitarse el sombrero.

Boogie Chillen es más que nada una variación mayormente instrumental (afortunadamente) de un tema homónimo de John Lee Hooker, y aunque no hay muchos solos de guitarra, la interpretación es excelente.

The Syndicator es otra variación de un tema de John Lee Hooker, que otra vez tiene alteraciones en las letras y una interpretación vocal que hace preguntarnos, ¿Por qué carajos tuvieron que incluir a un cantante que no suena nada familiarizado con el rock y que por lo tanto, no se acopla con el estilo que maneja el grupo? Son misterios de la vida, pero afortunadamente los Firebirds vuelven a hacer un trabajo muy meritorio.

No Love In My Heart es un tema de Elmore James (el blusista preferido de Jimi Hendrix) que está interpretado en un modo más de rhythm and blues cincuentero, el cual suena excelente, y aquí el cantante no suena tan mal como en las otras canciones.

Goodbye Baby es una variación de otro tema de Elmore James (¿Por qué tanta obsesión con él?), pero con las letras cambiadas. Aquí aparecen todos los miembros de los Firebirds, incluyendo el vocalista de la voz ronca.

No estoy seguro si Queen Bee se trate de una canción original o si se trate de alguna variación instrumental de algún estándar del blues, si alguien que conozca más de blues puede corregirme, bienvenido, pero lo que sí puedo decir es que la interpretación me recuerda muchísimo a la época de los Yardbirds con Jeff Beck y a los primeros años de Led Zeppelin.

Sunnyland es otra rola de Elmore James, aquí lo que veo es algo misterioso, pues no sé si la disquera o el grupo estaba obsesionado con el gran blusista, ya que al menos un 50% o más del disco está compuesto por interpretaciones de sus composiciones.

Dark and Dreary y Dust My Blues son del mismo autor, y como siempre, la ejecución instrumental es excelente, pero la voz está fatal.

The Firebirds - Light My Fire (1969)
En este segundo disco, en el que hay un cambio de nombre y también, un cambio de vocalista, se escucha a este grupo mucho más acoplado y más psicodélico, la influencia del blues está menos presente y los músicos están mostrando lo que mejor que sabían hacer: heavy psych.

El cambio de vocalista fue algo que notoriamente mejoró al material y a la ejecución instrumental del grupo. Pues este nuevo vocalista suena completamente acoplado con el grupo, su voz rasposa, de garage rock, que suena entre James Lowe, Steve Morgen y Bob Dylan, simplemente funciona perfectamente con el estilo que manejaba la banda. Pero eso no es todo, las canciones suenan mejores, más interesantes y más enérgicas, con un sonido mucho más lisérgico y crudo.

El disco comienza con un refrito instrumental de Light My Fire de los Doors, al que titularon Warm Up, no sé por qué, posiblemente sea por error de impresión, el cual es una especie de lounge psicodélico de guitarras limpias y un ritmo a tono de jazz ligero bailable que coquetea con el rock ácido, y aunque sigue siendo un intento oportunista de atraer al público joven, está muy bien hecho, los músicos suenan impecables aquí.

La siguiente canción titulada Delusions, sigue con las guitarras limpias y es que se trata de una balada de rhythm and blues que suena un tanto deudora con la primera época de los Rolling Stones, pero la interpretación vocal le da un sabor muy garagero que la hace aún más interesante y cálida, pero lo mejor está por venir.

Reflections es heavy psych de altos vuelos acompañado de una atmósfera siniestra y brutal que fácilmente pudo haber hecho que este grupo se codeara con grandes como Blue Cheer, Mariani, Frijid Pink, Stone Garden, Smack, Bolder Damn y los Bulbous Creation. Con una guitarra bestial que no dudaría ni tantito que fuese influencia para los grupos de doom metal de los 80's, una batería crudísima y un vocalista que recuerda tanto a Kelly Green como a un Demis Roussos desgarrador. Luego incluirían una versión instrumental en el disco de los 31 Flavors a la que titularon Distortions of Darkness, que es todavía más pesada.

Bye Baby es un blues que incluyeron también en el álbum de los Underground Electrics, aquí no canta el cantante viejo y cansado de lounge, sino el vocalista que acompaña a la mayoría de las canciones de este disco. Musicalmente recuerda a las interpretaciones de canciones de blues que hacían Blue Cheer o incluso a su obra maestra Babylon.

Gypsy Fire suena entre Blue Cheer y Jimi Hendrix, aunque también oigo reminiscencias de la escena de Detroit, de grupos como Dick Rabbit y Frijid Pink, aunque sinceramente dudo que los músicos implicados en este proyecto escucharan a tales grupos, pero la similitud es impresionante, por el fuzz tan pesado, las atmósferas psicodélicas y la producción tan cruda.

Free Bass es un jam, que en realidad está dividido en tres partes (las otras dos están incluidas en el disco de los 31 Flavors), y que de alguna manera recuerda a grupos como Cream y Iron Butterfly, aunque con una ejecución más garagera.

No Tomorrows recuerda tanto a Blue Cheer y Jimi Hendrix, como a algunos de los mejores grupos de heavy psych de la época como Stone Garden, Glass Sun, Frijid Pink, The Hook, etc. Es psicodelia pesadísima, con un fuertísimo sabor a garage rock y una ejecución magistral (para su estilo, no me linchen).

El disco termina con Light My Fire, que en realidad no es la canción de los Doors, y tal vez esta es la que debió haberse titulado como Warm Up (que en español se traduciría como "calentando" o algo así, seguramente en referencia a la práctica de calentamiento con los instrumentos) pues es otro jam, esta vez de blues/boogie rock, con una guitarra tan buena que fácilmente podría verse al tú por tú con Jeff Beck o con Eric Clapton.

The 31 Flavors - Hair (1969)
Esta es la tercera y última entrega del grupo, que de alguna manera es más inconsistente que la anterior, pero más pesada y oscura.

El disco inicia con una versión del tema del musical Hair, que básicamente está tocada en modo de banda de garage, todo elemento festivo, optimista y de soul queda eliminado por una ejecución que supongo, intenta imitar a Jefferson Airplane en el Surrealistic Pillow, pero termina sonando más a la de una banda de garage de mediados de los 60's, con el mismo vocalista ronco del otro disco, esta vez haciendo una especie de imitación de Bob Dylan en Subterranean Homesick Blues, que es esta especie de proto-rapeo grasoso derivado del talking blues (que básicamente no es blues, sino country), por lo que me atrevería a decir que esta versión es como una especie de perversión de los ideales hippies, una especie de visión aterradora de lo que vendría para el verano y el otoño del 69.

Después llega otro tema del musical Hair, Aquarius (Let The Sunshine In) que viene acompañado de una voz femenina (yo supongo para intentar imitar a Jefferson Airplane y otros grupos de la época que tenían cantantes femeninas), aunque curiosamente, la cantante no es muy buena que digamos y la versión no es nada memorable, a excepción de algunos guitarrazos que llegan a escucharse en el fondo, por lo que yo supongo que fue incluida aquí nada más por rellenar.

Protest es la primera canción original incluida en este disco, y está en clave de heavy psych con guitarras limpias, que suena muy similar a un grupo llamado Joshua, del que ya hemos hablado aquí, aunque con un tono más oscuro, drogado y depresivo.

Free Fuzz y Free Drum son las otras dos partes del jam que mencioné en la reseña del disco de los Firebirds. Los títulos explican bien de qué se tratan.

One-Two-Three-Four empieza como un tema de garage rock con guitarras limpias y un vocalista distinto que suena menos ronco, luego se transforma en un blues que recuerda a Blue Cheer pero sin la distorsión.

Real Far Out es en realidad un refrito de Steppin' Out de Memphis Slim, el cual (se supone) está basado en el que hicieron John Mayall y los Bluesbreakers en el 66, aunque la interpretación me suena más a como si fuese una interpretación de Mariani o de Blue Cheer, la carga de fuzz en la guitarra es inmensa y la ejecución general del grupo es machacante. Una interpretación demencial.

Distortions of Darkness se trata de la versión instrumental de Reflections, y es aún más pesada y oscura que la versión que se encuentra en el disco de los Firebirds. Por poco tiempo (teniendo en cuenta que este disco salió en 1969, de acuerdo a la mayoría de fuentes) se adelantaron a la oscuridad que se volvería el sello de los ingleses Black Sabbath, pero también de grupos gringos como Punch y los Bulbous Creation y por supuesto, del doom metal que vendría para los 80's, de hecho, existe un tema de Witchfinder General que me suena casi idéntico. El mejor tema el disco.

Ya que terminamos con las reseñas, les cuento que estos discos los conseguí gracias a un buen amigo brasileño que también es bloggero (Thank you, Nel!) y a un usuario de Soulseek, con excepción del disco de los Firebirds, que lo encontré en Rutracker.org, me imagino que los consiguieron ellos a través de algún programa como Deezloader, ya que los discos de los Underground Electrics y de los 31 Flavors son de origen WEB y se encuentran en plataformas de streaming, pero cuando por fin los escuché, me sorprendió el horrible trabajo de remasterización que hicieron en ambos trabajos, pues invirtieron los canales, también uno sonaba más bajo que el otro y con una ecualización malísima, en algunos temas, los rangos medios estaban al tope y en otros estaban demasiado cortados, por lo que tuve que hacer todo un trabajo en las pistas para hacerlas sonar lo mejor posible, incluso tuve que subir un poco el volumen (sin llegar hacer brick walling, ya que intenté no subir el volumen al tope, simplemente quise que las canciones sonaran más llenas, ya que incluso lastimaba el oído el horrendo trabajo que habían hecho para remasterizar los discos) y quedé satisfecho con el trabajo, por lo que espero que ustedes también lo estén, ya que tuve que invertir parte de mi tiempo para ofrecerles la mejor experiencia posible.

Desafortunadamente no pude conseguir los escaneos de las portadas y etiquetas del disco de los 31 Flavors, por lo que incluí la portada frontal en la mejor calidad que pude encontrar por ahí en la red.

También quiero comentarles que encontré otro sitio para almacenar los archivos que me ofrece las funciones que necesito, esta será la primer subida que hago ahí y espero que funcione bien.

Espero que disfruten estos discos, ahora que están disponibles en FLAC, porque son verdaderas obras maestras del heavy psych que no se pueden perder por nada del mundo.

La Familia Manson a modo de ilustración.

2 comentarios:

We're Late For Class dijo...

Hi,

We're Late For Class here.

We're hoping we could entice you to add our original music blog to your blogroll. We have posted over 88 FREE releases over the years, and were even written up by one of your pal's (It's Psychedelic Baby Magazine).

We would, of course, love to add you to our blogroll as an original music supporter.

Seems these days that most of our traffic comes from fellow bloggers like yourself, so your help would be greatly appreciated. Please let us know, and check us out if you get the chance.

http://werelateforclass.blogspot.com

Many thanks,
WLFC

We're Late For Class dijo...

Many, many thanks.