Seguidores

16 jun. 2019

Bulbous Creation - You Won't Remember Dying (1971) [Repost]

Antes de empezar la nueva reseña, ustedes preguntarán ¿Ahora qué le dio a este por repostear discos? No es que me haya dado "algo" para volver a publicar discos, es que al conseguir la remasterización del disco de Top Drawer, sentí que debí compartirla con todos ustedes e incluso un usuario de Avaxhome ya la publicó por ahí, y me alegro para que llegue ese disco con una mejor calidad del sonido a más gente, y esta vez les traigo este que publiqué por las mismas fechas por allá en el 2014, pero esta vez lo reposteo debido a que conseguí un rip en FLAC del vinilo original de la Rockadelic y también el remaster de la Numero Group (que me impresionó que no tuviese esa alteración del volumen de las grabaciones conocida como "guerra del volumen"), ya que la única edición que salió en CD tiene demasiado eco (o reverb, como quieran llamarle), también quiero re-hacer la reseña, ya que leyendo la otra, vi que me había quedado muy pobre, por lo que me dieron ganas de volver a traerles esta entrañable placa grabada por allá en 1971. Otra cosa que hay que recordar es que ya son 48 años del "halconazo", un acto repudiable por parte del gobierno fascista de Luis Echeverría y este disco en parte refleja la basura de las autoridades de la época.

Los Bulbous Creation son toda una banda de culto, especialmente entre aquellos círculos de locos cazadores de rarezas pesadas de los 60's y 70's, por su sonido crudo, sucio y oscuro pasado por el filtro de la psicodelia, el blues y el rock pesado, además de que sus letras tocan temas que para ese entonces eran vistos como tabú: satanismo, la guerra de vietnam, ecologismo, sexualidad, liberación femenina y drogas duras por lo que podríamos decir que son en efecto, una de las bandas que mejor representan la mentalidad post-hippie del subterráneo gringo de principios de los 70's: pesimismo, nihilismo, oscuridad y mucho radicalismo, de ahí que la gran mayoría de estas bandas no fuesen aceptadas dentro de lo que comúnmente llamamos "mainstream" o "corriente dominante", incluso si en sus letras se alejaban de estas posturas.

Del grupo se tiene muy poca información, pero todo comenzó en los 60's cuando el vocalista Paul Parkinson se unió al bajista Jim Wine en la secundaria y formaron una serie de proyectos temporales que no fueron a ningún lado, luego en 1966, Jim Wine terminó alistándose a la armada de Estados Unidos (una pésima decisión si fue realmente suya, y si fue de sus papás, aún peor), por lo que sus migas con Parkinson se detuvieron momentáneamente por tres años, cuando Wine fue expulsado del ejército, este estaba ansioso por regresar al mundo de la música y había estado viendo reclutar músicos en la ciudad de Kansas, donde poseía un pequeño departamento, y encontró a un talentoso guitarrista llamado Alan Lewis, quien tenía influencias de Black Sabbath y Uriah Heep, pero al no ser compositores, Wine le habló a su antiguo compañero Paul Parkinson para que este aportara sus composiciones e ideas en lo que estaban trabajando, pronto también se les uniría el baterista Chuck Horstmann, el nombre vendría por una sugerencia de Lewis que era la de "bulbous" (bulboso/a) y luego el grupo decidió agregarle la parte mística de "creation", con esto el grupo ya conformado y con una lista compuesta puramente por canciones originales, se las vio difíciles a la hora de poder agendar conciertos y lograr sus metas, sin embargo, en 1971 lograron grabar durante todo un día un disco en los estudios Cavern, ubicados en la otra ciudad de Kansas, en Misuri, pero al ser un grupo tan oscuro para su tiempo y que además no lograban cuajar en su escena local, pues no tenían dinero para poder editar sus grabaciones, que contenían 6 canciones originales y 2 refritos, pronto Parkinson se iría, pues era un tipo solitario y profundamente individualista y quería tocar sus composiciones como artista solitario, y el grupo recortó su nombre a Creation, además de que supuestamente cambiar hacia un sonido más "progresivo". Sus grabaciones serían editadas por primera vez en 1995 por la Rockadelic. En 1998 moriría el guitarrista Alan Lewis de cáncer de esófago, después, en el 2001, el vocalista Paul Parkinson moriría después de perder la batalla con la Leucemia que padecía. Ambos tenían en sus pertenencias la copia de la edición de Rockadelic.

You Won't Remember Dying es fundamentalmente un disco de heavy psych donde también hacen gala elementos del blues, el folk y el garage rock. La producción es cruda y terrosa, con ese ambiente directo del sótano. El sonido del grupo es sombrío, macabro, oscuro, siniestro, tétrico, pesimista y nihilista, o en pocas palabras, es la psicodelia dándose un mal viaje. Se podría decir que la música del grupo es exactamente todo lo opuesto al concepto de psicodelia que manejaban Strawberry Alarm Clock y todos esos conjuntos sesenteros (y eso que terminaron grabando una canción de heavy psych para una película), pues mientras la mayoría de esas bandas se dedicaron solo a resaltar los aspectos coloridos y positivos de los viajes lisérgicos, los Bulbous Creation nos invitan a recorrer un viaje lleno de imágenes mórbidas sobre la guerra de Vietnam, el día del juicio final, catástrofes ecológicas, drogas duras y rituales satánicos. Por otro lado, en la música de la banda se escuchan influencias de grupos como Ten Years After (hasta graban una canción de ellos), los 13th Floor Elevators, Quicksilver Messenger Service, Grateful Dead, Jimi Hendrix, Black Sabbath y Uriah Heep, aunque bueno, por la época y el lugar donde surgieron, se escuchan también ecos de Arrogance, Stonehenge, Pentagram, Josefus, Fraction y Bolder Damn, o incluso de los australianos Buffalo, además de que la voz del vocalista Paul Parkinson por momentos recuerda muchísimo a la época del grunge, con su barítono oscuro lleno de pasión.

El álbum abre con End of The Page, una canción que se mueve en las aguas más oscuras y melancólicas del folk psicodélico, con una letra ecologista que aún conserva algo de la ingenuidad y el idealismo hippie de los 60's, pero a pesar de ello, es una letra con un mensaje contundente que hoy más que nunca, está muy vigente, pues llama a la gente a tomar consciencia de como la humanidad o mejor dicho, los medios y las formas de producción capitalista están acabando con el ecosistema, y aunque esto en la época en la que esta canción fue compuesta, sonaba más a ciencia ficción y a una fantasía moralista de aquellos "hippies mugrosos", hoy es una realidad que nos afecta a todos, queramos o no, y no por nada el barbón Marx llamaba a abolir a la propiedad privada de los medios de producción, ahora vemos las consecuencias de habernos quedado con el capitalismo. Por otro lado, es una composición que en contraste con los demás temas del disco, es una canción atmosférica, algo etérea y relajada. Una de las mejores.

Having a Good Time no es más que un refrito de Sugar The Road de Ten Years After, aunque curiosamente, los Bulbous Creation la interpretan de una manera muy original y distinta a la original, con un trabajo de guitarra magistral y la voz que recuerda muchísimo a Eddie Vedder, Chris Cornell,  o Layne Staley. Aquí es cuando me pregunto si todos esos grupos habrán escuchado estas grabaciones alguna vez o si solo es plena coincidencia. La letra de la canción es sobre una chava adolescente siendo aconsejada por su novio para rebelarse de su jefe y vivir una vida reventada. Curiosamente Alvin Lee sonaba mucho más feminista y honesto en esta rola que todas esas payasas liberales que predican la misandria. Temón.

Satan tal y como lo dice el título, habla del príncipe de las tinieblas, aunque curiosamente la letra no es tan satánica como sugiere el título, de hecho se podría decir que es hasta medio católica o que sé yo, pues habla del vocalista intentando correr al chamuco, diciéndole que lo deje en paz. Por otro lado, la música es oscurísima, con un riff de guitarra que envidiaría cualquier músico de doom metal y eso que la distorsión aquí es mínima, también habría que destacar que los solos de guitarra tienen ese sabor a Stacy Sutherland, por lo que no dudaría que los Bulbous Creation hayan escuchado aunque sea una vez a los 13th Floor Elevators.

Fever Machine Man sigue la misma tradición de riffs lentos y oscuros, aunque esta vez con más distorsión y acompañados de un órgano que da un ligero sabor a Uriah Heep, también la voz se escucha ligeramente distinta (de ahí que muchos crean que aquí colaboraron dos vocalistas distintos, pero en realidad es el mismo cantando en registros más agudos) y con un tono más atormentado. Por otro lado, la letra habla de como los soldados son convertidos en máquinas de matar a todo lo que se les ponga al frente.

Let's Go to The Sea, posiblemente la obra maestra del disco, oscura como pocas. Es aquí en donde les pido que se olviden de falsificaciones como el disco de Jacula. Esta es una música que de verdad no escucharía a altas horas de la madrugada, por su sonido macabro, tétrico y espectral, y por si les quedaba la duda de por qué ingeniosamente los de la Rockadelic pusieron en la portada y la contraportada a esqueletos bastante tétricos, pues escuchen esta rola, estoy convencido que es una de las obras más escalofriantes y macabras que se hayan hecho en esa época, y un gran ejemplo de como los viajes de LSD se pueden convertir en una experiencia aterradora con imágenes atroces. También hay que destacar como Alan Lewis suena extremadamente similar a Stacy Sutherland e incluso en esta canción hace uso de unas reverberaciones muy similares a las que el guitarrista texano usó en el disco Bull of The Woods de 1969, se podría decir que Lewis suena aquí como su gemelo siniestro, también esta es la canción donde más se escuchan similitudes con un grupo llamado Stonehenge, que sacaron un sencillo en ese mismo año (1971, valga la redundancia), con un sonido casi igual de oscuro.

Hooked comienza con un riff similar al de Kingdom Come de Sir Lord Baltimore pero más oscuro, es casi como si fuese tocado por Tony Iommi, y es aquí donde el grupo se escucha más desgarrador, pues es una canción sobre un ex-junkie seguramente encerrado en un centro de rehabilitación que está pasando por el efecto del "pavo frío" y lo único que desea es tener a su madre junto a él y morir.

Under The Black Sun es una canción que vuelve a las temáticas un tanto moralistas, esta vez habla del juicio de Dios hacia los pecadores en el día del juicio final, de ahí que incluso mezcle esta idea profundamente cristiana con simbolismo pagano germánico (el "Sol Negro" representaba para los antiguos pueblos germánicos pre-cristianos, el fin del mundo, luego los nazis, de forma irónica, lo usarían), por otro lado, la música tiene un acento bastante sabbathiano, los solos recuerdan mucho a Tony Iommi, aunque más blusero.

El disco finaliza con una versión de Stormy Monday, un clásico del blues de la autoría de T-Bone Walker, donde el grupo muestra sus influencias tanto en el sonido de San Francisco como en el de Texas, se escuchan ecos de cuando los grandes grupos del área de Frisco (como le suelen decir los gringos) se ponían a blusear durante largos minutos, aunque aquí vuelvo a escuchar ecos de los 13th Floor Elevators, esta vez del primer disco.

Para finalizar la reseña, tengo que decir que esta placa es obligatoria si es que te dices muy fan del heavy psych, y es aquí estará muy de acuerdo un muy buen amigo sueco que es pionero en dar a conocer este estilo que tanto nos gusta, You Won't Remember Dying tiene todos los componentes para decir que es una de las mejores y más genuinas representaciones de lo que es la psicodelia pesada, pues cuenta con ese aspecto crudo, pesado, terroso, sucio y siniestro que tanto caracterizó a este estilo en su época, cosa que por ejemplo, no tienen discos como el Growers of Mushroom o el debut de Captain Beyond, que resultan ser mucho más valorados por aquellos que dicen ser "fans" del estilo, a pesar de que estén muy lejos de ser discos que representen de manera genuina y consistente lo que representó este estilo, es por eso que si de verdad quieres conocer y entender al heavy psych, este disco es uno de los que te darán una idea de lo que de verdad es.

P.D. El rip del Vinilo tiene una parte cortada de la primera canción, este error venía desde que bajé el archivo, por lo que yo supongo que fue error del que lo pasó a flac o hasta un error del LP,

DESCARGA