Seguidores

3 ene. 2017

The Beatles - Revolver (1966)

Antes de empezar a hablar de esta obra maestra de todos los tiempos que seguramente es parte de "la nueva música clásica" como dice el gran José Agustín, quiero decirles abiertamente a los putos de la DMCA que me la pelan y a los "hipsters" snobs y mamoncitos que vienen acá a bajarse discos de grupos obscuros que en su momento no los conocieron ni en su casa (porque esa se volvió la costumbre del blog, postear discos raros de psicodelia) para sentirse eruditos y bien "underground" también me la pelan, pues este blog no empezó como uno especializado en el rock psicodélico, sino que yo tenía la idea de postear discos archimegarecontraconocidos como este, los de Jimi Hendrix, Black Sabbath, Led Zeppelin, Iron Butterfly y demás, sin embargo la DMCA no paraban de borrarme los enlaces de descarga y de mandarme las entradas a borrador, por lo que tuve que conformarme con postear discos raros y evitar poner cosas de grupos que todos conocen porque la industria disquera te puede hasta andar borrando tu blog, tus cuentas de Youtube y tus cuentas de los servidores donde subas material protegido por estos cabrones, sin embargo aquí les va este clásico de clásicos.

Por otro lado, quiero desearles un feliz y prospero año nuevo aunque todo pinte de lo peor por lo menos aquí en nuestro México lindo y jodido con lo de los gasolinazos, el narcotráfico, la corrupción y demás, pero bueno, por lo menos tenemos esta obra maestra para no sentirnos de la mierda en los peores momentos (¡Bendito sea Dios por habernos traído a los Beatles y a otros monstruos del rock!)

Sobre cual es el mejor disco del Cuarteto de Liverpool, hay una discusión que nunca terminará, pues aunque vengan y molesten con que eran basura y no se qué tanto, déjenme platicarles, pinches incultos de mierda, que los Beatles dentro de la música popular de los últimos años tienen una de las discografías más consistentes, pues durante su primer periodo que se basó mayormente en el beat, el pop, el rhythym and blues y el rock and roll tuvieron muy buenos discos, incluso si hoy para los oídos de los roqueritos satánicos y rudos esos álbumes suenan ñoños, acaramelados y bobalicones, ninguno de esos álbumes fue malo, al contrario, y en su mejor periodo que duró de 1965 a 1970 sacaron oro molido en donde podemos escuchar música psicodélica, pop, blues, hard rock, soul, folk y demás cosas que las tocaron con una calidad casi insuperable, pero bueno dejémonos de estupideces y vayamos al grano.

El álbum abre con Taxman, un tema en donde ya se respira rock psicodélico del más guitarrero, de hecho se podría decir que aquí George Harrison se adelanta al rock ácido de los siguientes años debido a los solos de guitarra ejecutados por Paul McCartney, y por supuesto, es indudable que Harrison escuchó a James Brown a la hora de crear este tema, por lo que los aires del funk primigenio y el soul están a la orden del día mientras que las letras son una corrosiva crítica hacia las políticas de aquel entonces que hasta la fecha no han cambiado gran cosa y nos siguen cobrando los impuestos a como dé lugar, y lo más curioso de esto es que Harrison fue el primero en romper con las condiciones del representante Brian Epstein sobre hablar de política, 2 o 3 años antes (tomando en cuenta Think For Yourself de su disco anterior Rubber Soul, canción que según Harrison pudo haber estado dedicada al gobierno) de que John Lennon se convirtiera en el Beatle contestatario, pacifista e izquierdoso con temas como Revolution o Give Peace a Chance, sin embargo hay gente que le hace más caso a Lennon porque era bastante más hocicón que Harrison, pero la historia es la historia, y ustedes pueden comprobar que George fue contestatario y abiertamente crítico hacia el gobierno antes que John, del que por cierto debo decir que generó toda esa consciencia política una vez que se empezó a juntar con la artista vanguardista japonesa Yoko Ono y el resto es historia.

Después le sigue la hermosa Eleanor Rigby de Paul Mascarney (así como le dice el comediante mexicano Polo Polo) que está acompañada de unos extraordinarios arreglos orquestales dirigidos por el genio George Martin. Se trata de un tema que habla de la gente solitaria que vive una vida de mierda y que nadie comprende, en pocas palabras, de la gente marginada a la que todos ven como loca por no estar de acuerdo con lo que dicta la sociedad. Un temón de pies a cabeza.

Para el tercer track nos llega I'm Only Sleeping del gran John Lennon que es una oda a la hueva, a lo somnoliento y al sueño pesado, de ese que no quieres que te jodan y que te dejen completamente desparramado en la cama, con una música en la que se nota que estuvieron consumiendo LSD a la hora de componer la rola y especialmente se nota en esas guitarras en reversa que de hecho nos remiten a la India, finalmente era la época en que todos ellos andaban metidos en los pedos del hinduísmo, la filosofía budista y todos esos rollos. Maravilla de canción.

Llega otra vez el gran George Harrison, pero esta vez con un tema nada ortodoxo para su momento, pues si ya había experimentado con la cítara en Norwegian Wood de su disco anterior, aquí en Love You To, George intenta meterse de lleno a la música clásica del norte de la India, sin embargo la influencia psicodélica aún se respira en las guitarras fuzzeadas que se escuchan en algunas partes, por lo que aquí tenemos un claro ejemplo de lo que algunos llaman "raga rock" que es la fusión del rock y la música clásica hindú. Uno de los mejores temas de todo el álbum. Obra Maestra.

Here, There and Everywhere es uno de los clásicos temas de Paul McCartney, popero y suave, con armonías vocales excepcionales, una gran rola, sin duda.

Llegamos a uno de los temas más clásicos del grupo, el Submarino Amarillo o en inglés Yellow Submarine, compuesta por Mascarney bajo el concepto de una canción para niños que la pudiera cantar nadie más, ni nadie menos que Ringo Starr, y pues la rola no solo es un ejemplo de que los Beatles estaban incursionando en cosas completamente ajenas al rock o al pop de su momento como la música infantil, sino que también estaban en medio de una etapa experimental, pues para la grabación usaron un montón de cosas como cadenas viejas, cubetas de metal y demás cosas para imitar los sonidos que uno podría escuchar en un submarino verdadero o incluso en un barco, además de tener referencias explícitas al consumo de ácido lisérgico (LSD).

Para concluir el lado A del álbum original de 1966, tenemos otra composición de John Lennon que tiene mucha similitud con otra rola que se grabó en las mismas sesiones pero que fue editada como el lado B de un sencillo llamada RainShe Said, She Said es una canción ultrapsicodélica que ya suena muy cercana al rock ácido de los próximos años (entiendase: 1967-principios de los 70's), pues es una psicodelia muy ácida y guitarrera con cierto influjo hindú corriendo por ahí, según por lo que he leído, Lennon se inspiró en una conversación que tuvieron él y Harrison con Peter Fonda, en donde este les platicó que había sufrido de un accidente casi fatal de niño que le perforó el estomago y que estuvo casi muerto, por lo que les dijo "Yo sé como es estar muerto" y John respondió "Me siento como si nunca hubiera nacido, no quiero saber como se siente estar muerto, ¿Quién te metió toda esa mierda en la cabeza?", por lo que John hizo esta rola inspirado en esa charla, aunque al final tuvo que cambiarle el título para evitar obviedades. Otro temazo.

Llega el Lado B con una composición de Paul McCartney, Good Day Sunshine que como siempre es optimista y popera, es un pop refinadísimo como le gusta a Mascarney, un gran tema, aunque no de mis favoritos.

Para el tema número 9 tenemos And Your Bird Can Sing que es una conmovedora melodía de pop psicodélico guitarrero con bellas armonías vocales por parte de John Lennon y Paul McCartney, inspirada supuestamente en la cantante Marianne Faithful que en aquel entonces era novia del legendario Mick Jagger. Otro temón.

Y otra vez regresa Paul McCartney con tal vez, su mejor tema del disco, la hermosa y conmovedora For No One que tiene bellísimos arreglos de cuerno francés y una letra desgarradora sobre el desamor que sentía por su ex-novia Jane Asher en aquel 1966. Magistral.

Y de nuevo Lennon con Doctor Robert, un tema psicodélico que incluye secciones de armonio y unas guitarras bien viajadas que habla sobre este personaje al que han identificado con Robert Zimmerman (o mejor conocido como Bob Dylan) quien les dio a probar la marihuana por allá en 1964, otros afirman que era el individuo que les dio a probar el LSD a John Lennon y a George Harrison por allá en 1965 y otros dicen que se trataba de un doctor neoyorkino que llevaba métodos poco ortodoxos y que John leyó esta noticia en 1966, de manera paradójica, Lennon fue a una consulta con él por allá a fines de los 70's, y aunque la verdadera identidad del Doctor Robert sigue siendo un misterio, definitivamente se refiere a las experiencias que los integrantes tuvieron con el ácido lisérgico y otras drogas. Canción 5 estrellas.

Y regresa George Harrison con un magistral tema llamado I Want To Tell You, que sigue con las tendencias lisérgicas de los otros temas y con la influencia hindú que ya traía Harrison desde el Rubber Soul que se escucha especialmente al final de la canción cuando Paul McCartney canta un melisma con todo el estilo de la música clásica de la India, todo parece ser que es otra de las inspiraciones de George que le vinieron a partir de las experiencias que tuvo con el LSD.

Estamos casi en el climax del disco y Mascartney nos trae otro tema, Got To Get You Into My Life que viene cargado de la influencia del soul y el rhythym and blues de la Motown con esos metales que por unos años se adelantan al brass rock de bandas como Tower of Power, Chicago, Blood Sweat and Tears y un montón de bandas mexicanas que aparecieron en los 70's como Bandido, la Tinta Blanca, Peace & Love y Love Army. Por otro lado la letra es una declaración de amor incondicional de parte de Paul McCartney hacia la hierba dulce o mejor dicho, la Cannabis.

Llegamos al clímax del álbum, a una de las más grandes composiciones que hizo John Lennon en toda su carrera, además de ser tal vez, la más ambiciosa que pudo haber hecho. Tomorrow Never Knows se encuentra entre las canciones más viajadas de toda la historia del rock además de ser uno de los experimentos más atrevidos de su momento, esto es psicodelia en su máxima expresión, con una fuerte influencia en la música clásica de la India y con mucha experimentación sonora con diversos efectos que van desde cintas en reversa hasta un montón de instrumentos, al punto de encontrarse con la música concreta. No tiene desperdicio.

No tengo más que decir, la historia todos nos la sabemos y también todos sabemos que Revolver es una de las obras maestras que se quedarán por toda la eternidad al igual que la música de Bach, Mozart, Bethoveen, Chopin, Tchaikovsky, Wagner, John Cage, Stockhousen, Xenakis y otros colosos de la música, por lo que esto recibe el nombre de "la nueva música clásica", y por si no te convences de ello, pon este disco y escucha la maravilla que es.

También quiero decirles que aquí les estoy posteando las versiones remasterizadas del 2009 tanto en Estéreo como en Monoaural, por lo que lo podrán disfrutar del disco no solo en gran calidad (FLAC), sino que también remasterizado.

DESCARGA

No hay comentarios.: