Seguidores

30 oct. 2017

Mad River - Mad River (1968)

Reseña escrita en el Día de Muertos del 2016, pero que por una u otra razón, no pude publicarla en este blog, pero aquí está.

Son las 4 de la mañana, no puedo dormir y en mis audífonos suenan los disonantes acordes de Merciful Monks mientras que la voz de Lawrence Hammond tiene ese tono desalentador, depresivo, nihilista y pesimista que anuncia que todo es una mierda, que no hay presagios de un futuro mejor, todo va de mal en peor.

Mad River fue esa banda que cuando tomó LSD y otras sustancias que alteran la consciencia, en lugar de obtener esas visiones coloridas tuvieron un malviaje tan feo que vieron esas horribles y explícitas imágenes de la guerra de Vietnam que estaban llenas de muerte, sangre, violencia, dolor y aquellas imágenes de los movimientos estudiantiles protestando por una mejor educación y que sus respectivos gobiernos los masacraban por ello, es por eso que Mad River en lugar de seguir aquellos coloridos ideales llenos de optimismo y que luchaban por utopías que arrastraban los grupos de la bahía de San Francisco, ellos optaron por ver al mundo tal y cual era: Una grandísima mierda con un aterrador futuro.

Las drogas son algo que puede ser bien o mal visto por la gente, sin embargo el grupo en lugar de cantar sobre colores fantásticos y arcoíris, hablan sobre los efectos de las drogas duras, del declive personal generado por estas y de pasar drogado todo el tiempo debido a aquellas horribles visiones que tuvieron en los mal viajes, canciones como High All The Time o  Amphetamine Gazelle son auténticos testimonios de ello. Lawrence Hammond también debe haber sufrido de desamor en aquellos momentos por lo que compuso un blues obscuro y nihilista llamado Eastern Light que precisamente habla del desamor provocado por una persona. Llega Wind Chimes un tema instrumental inspirado por la música clásica de la India en el que en medio empiezan a cantar el Mahamantra Hare Krishna (aunque solo en la versión del EP de 1967, en la versión del LP de 1968 no los cantan), sin embargo esa obscuridad disonante y tétrica no desaparece del tema. War Goes On, eso dijeron Mad River en aquel lejano 1968, tal vez es el más fiel reflejo de que el movimiento hippie iba a pique y que lo único que le esperaba a la sociedad era un funesto futuro, y así es, la guerra no ha terminado, la situación actual es una mierda, no hay presagios para un futuro mejor, la violencia continúa, las condiciones son desalentadoras y este grupo originario de Ohio y radicado en Berkeley tiene toda la razón.

Mad River es la perfecta antítesis del movimiento hippie, porque aquí no hay más utopías, no hay más optimismo, nada de eso, todo está de la mierda, así es la cruda realidad, de alguna manera es una visión similar a la que tenía el famosísimo grupo angelino los Doors, sin embargo si por algo se diferenciaban era en que los Doors buscaban crear un mundo distópico regido por el libertinaje absoluto mientras que Mad River eran una banda de amargados, tal vez unos auténticos seguidores de Friederich Nietzche, Emil Cioran y Arthur Schoppenhauer. Algunos han dicho que son los auténticos padres de las escenas “dark” y “death rock”, y es algo que puedo compartir sin problema alguno, pues esto es rock ácido obscurísimo, tétrico, malévolo, violento, disonante, agresivo, depresivo, nihilista y sobretodo: pesimista, también podría ser una antesala perfecta del aún no nacido punk que amanecería a mediados de la siguiente época, cabe destacar que Mad River también comparten esta ideología con los grupos de heavy psych que florecerían a principios de los años 70’s como los Bulbous Creation, Icecross, Sudden Death, Pentagram, Bedemon, Josefus, Iron Claw, Bolder Damn, Seompi o hasta los mismísimos Black Sabbath, sin embargo su estilo no se relaciona realmente, pues es un grupo que parte de las mismas raíces que las bandas de la bahía de San Francisco: el blues, el folk y el country, sin embargo Mad River evolucionaron de una manera paralela que en lugar de seguir ese colorido y optimista sonido de grupos como Quicksilver Messenger Service, Country Joe & The Fish, Grateful Dead, Frumious Bandersnatch, Big Brother & The Holding Company o Jefferson Airplane, siguieron un sonido obscuro y depresivo, lleno de disonancias y atmósferas tétricas que seguramente asustaron a los hippies la primera vez que los escucharon. 

Este es el fiel reflejo de los estragos provocados por la guerra, por una sociedad podrida en el hedonismo, la doble moral, el materialismo y la superficialidad que no es más que un producto de gobiernos neoliberalistas, de sistemas económicos capitalistas y de políticos corruptos que se sostienen de prostitución, narcotráfico, delincuencia, guerras, desigualdad, divisiones, contaminación ambiental, corporaciones, industrias, empresas y otras infames cosas, es por eso que nació Mad River, de toda esa basura que hasta el día de hoy nos tiene en el hoyo, que Aldous Huxley describió con precisión (y de manera profética) en su obra maestra de 1932 “Un mundo feliz”. Mad River pasaron completamente desapercibidos en su momento, solo unos pocos supieron de su existencia en la bahía de San Francisco, a pesar de haber tocado en conciertos con otros grandes grupos de la escena como Mount Rushmore, AUM, Quicksilver Messenger Service, Sopwith’ Camel entre otros, sacarían un disco más en 1969 que tuvo nula atención por parte del público, a pesar de haber experimentado con ritmos afroantillanos y el country rock, hoy es un grupo de culto al que los coleccionistas de música psicodélica admiran, sin embargo esta música nunca será para masas manipuladas por telenovelas, comida chatarra, fútbol y nalgas, tampoco para neohippies y gente de la nueva era que sigue soñando con utopías después de décadas y sigue refugiándose en flores y cigarros de marihuana.

Posdata: Además del disco, les he incluído el EP de 1967.

DESCARGA

No hay comentarios.: